lunes, julio 21, 2008

POR LA LLUVIA, GRACIAS SEÑOR



Por fin nos visitó la lluvia. La esperábamos, desde el día anterior se anunciaba con alegría, hasta hicieron picarones y sopaipilla algunas familias, una forma popular de llamarla para que descendiera del cielo como rocío que empapa la tierra. Y así sucedió.

Es día lunes 21 de Julio, a un mes de invierno, suavemente comienzan las nubes a descargar, este preciado regalo, "AGUA", "nuestro tesoro" porque el agua vale más que el oro. Todo el Valle se alegra y las familias en la intimidad de su hogar celebran este acontecimiento que riega nuestra tierra desértica. Son vacaciones de invierno y se puede disfrutar de un desayuno en la cama, con todo el cariño de la madre o abuela chochas de regalonear a sus pequeños.
Gracias a Dios las casas de las poblaciones están en buenas condiciones y nadie está damnificado. Han caido 22 mm lo suficiente para poder comtemplar en poco tiempo más nuestro bello desierto florido, regalo de nuestro Padre para los pequeños.
Un sol radiante sale al mediodida saludando a toda la población que abre sus ventanas y puertas para recibir su color y brillo en el ambiente limpio de la refrescante mañana.

Nos unimos a Francisco con un gracias grande por la hermana agua y el hermano sol que nos dan vida y calor.
Ana María






2 comentarios:

Isabel dijo...

¡¡¡TAMBIEN FLORECE EN EL DESIERTO!!!
Buen signo de esperanza para tod@s
Me uno a vuestra alegría por el don del agua, y mientras el desierto se prepara para florecer, yo seguiré por aqui en búsqueda a ver si también brota alguna florecilla en el asfalto madrileño. Besos para todas

MisionerasChile dijo...

Isabel,Es uno de los regalos mas precioso de Chile, despues de los Chilen@s y Españolas que aman y se hacen una con nosotr@s en nuestro pais, a ver site animas y vienes a disfrutar del desierto florido, unico en el mundo Claudia