domingo, marzo 08, 2009

...Y DIOS CREO A LA MUJER Y AL HOMBRE A SU IMAGEN Y SEMEJANZA




Credo de la Mujer


Creo en Dios, creador del mundo y todo lo que existe, que creó a la mujer y al hombre a su imagen y semejanza, que creó el mundo y encomendó a los dos sexos el cuidado de la tierra.


Creo en Jesús, hijo de Dios, elegido de Dios, nacido de una mujer, que escuchaba a las mujeres y las apreciaba, que moraba en sus casas y hablaba con ellas sobre el Reino, que tenía mujeres discípulas que lo seguían y lo ayudaban con sus bienes.


Creo en Jesús, que habló de teología con una mujer junto al pozo, y le confió por primera vez que él era el Mesías, que la alentó a que fuera a la ciudad y contara las grandes nuevas - la primera predicadora de las buenas nuevas.


Creo en Jesús: sobre quien una mujer derramó perfume y ungió el ungido de Dios en casa de Simón, que reprendió a los hombre invitados que la criticaban; que curó a una mujer en sábado y le restableció la salud, porque era un ser humano.



Creo en Jesús, que comparó a Dios con una mujer que buscaba una moneda perdida, con una mujer que barría buscando su moneda.

Creo en Jesús que consideraba el embarazo y el nacimiento una metáfora de transformación, un nuevo nacer de la angustia al gozo.Que fue traicionado, crucificado y abandonado, y murió para traer vida en plenitud a todos los seres vivos

Creo en Jesús resucitado, que se apareció primero a las mujeres juntas con María Magdalena, la primera apóstola, y las envió a transmitir el asombroso mensaje; "Id y contad..."

Creo en la universalidad del Salvador, en quien no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer, porque todos somos uno en Cristo Jesús.

Creo en el Espíritu Santo, que se mueve sobre las aguas de la creación y sobre la tierra.


Creo en el Espíritu Santo, el espíritu santificador de Dios, quien nos convoca y nos congrega y al igual que la gallina nos cubre con sus alas.